Nuestra Redes Sociales

POLITICA

Interna caliente con Nicolás Posse y una filtración: los motivos detrás de la salida de Ferraro

La mala relación que tenía con el jefe de Gabinete habría sido determinante en la decisión. A esto se le sumó el malestar del Presidente cuando sus dichos en privado contra los gobernadores llegaron a la prensa.

Interna caliente con Nicolás Posse y una filtración: los motivos detrás de la salida de FerraroNicolás Posse y Guillermo Ferraro.

En las últimas horas de este jueves trascendió que el ministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro, fue apartado de su cargo. El presidente Javier Milei se habría molestado por diversas filtraciones de información que el funcionario habría brindado a la prensa sin autorización sobre las reuniones de Gabinete. Puntualmente, la gota que rebalsó el vaso fue que le contó a la prensa sobre la amenaza de Milei a los gobernadores: “Los voy a dejar sin un peso”.

Sin embargo, esto último habría servido como excusa para que deje de ocupar el cargo. El motivo más profundo tendría que ver con el desgaste en la relación que Ferraro tiene con el jefe de Gabinete, Nicolás Posse.

Según informaron, el vínculo entre ambos no era el mejor. El jefe de Gabinete, uno de los hombres más fuertes del Gobierno, venía de semanas de tratar de menoscabar la autoridad del ministro.

Una muestra de esto es que en diciembre, Posse impuso a Mauricio González Botto a cargo de la Secretaría de Empresas y Sociedades del Estado, un sector bajo la órbita de la cartera de Infraestructura que dependía de Ferraro.

No era la primera vez que forzaba a Ferraro con este tipo de decisiones y este último entendía que el jefe de Gabinete, de alguna manera, quería intervenir en su Ministerio.

“El ministro recientemente desvinculado había iniciado planes de inversión privada para la obra pública en reuniones con cámaras empresariales y sindicatos. También tenía a su cargo el área de transporte que lo obligaba a tener diálogo permanente con los gobernadores”.

El 10 de diciembre, Ferraro fue elegido por Milei como el ministro de Infraestructura. Es contador público y hasta hoy estuvo a cargo del ministerio que tiene cinco secretarías, entre las que se encuentran Energía, Transporte, Obras Públicas y Vivienda, Comunicaciones y Conectividad, y Minería.

El ahora exministro de Infraestructura ya había cumplido funciones públicas en el pasado. Fue Subsecretario de Industria de la Nación entre los años 2002 y 2003, y luego de la crisis de 2001 trabajó en el banco regional Bisel, que luego fuera vendido a la banca privada nacional.

Esa no fue su única relación con la política. El también Licenciado en Administración de Empresas de la UBA fue presidente del CEAMSE durante el periodo 1997-2001, se desempeñó como Subsecretario de Informática y Telecomunicaciones de la Provincia de Buenos Aires, fue jefe de asesores de Antonio Cafiero en el Senado y además participó de la Convención Constituyente.